• martaserranogil

UkeVega en SIMO EDU 2019


En SIMO y yo con estos pelos....


Hace unos meses recibí la noticia: El Proyecto UkeVega era una de las 30 experiencias seleccionadas entre doscientas para exponer sus avances en el Salón Internacional de Tecnología e Innovación Educativa (SIMO). Ya os podéis imaginar la alegría tras conocer la noticia, "¡Nos vamos a SIMO!".


La verdad es que llevaba muchos años deseando asistir a SIMO porque me gusta estar al día de los avances tecnológicos (y probarlos) y ahora que está más orientado hacia la Educación, el atractivo se multiplicó por dos. Aunque cuando vas con demasiadas expectativas, al final pasa lo que pasa y eché de menos muchas cosas...


Llegó el día 5 de Noviembre, allí me planté ("y en tu fiesta me colé") y recorrí el camino hacia la sala rosa, que es donde más tarde daría la charla. Escuché el proyecto 'InCode: Las chicas también programan' de las compañeras venidas de Álava, que me encantó y, tras ellas, me subí a la tarimilla.


Hubiera necesitado más de tres días para contar y mostrar solo lo que hacemos en el aula de música (Factoría Musical) con el ukelele, los proyectos en los que está incluido, la interdisciplinariedad, la conexión con todas las competencias, cómo los alumnos han llevado el ukelele al recreo creando círculos musicales maravillosos, experiencias únicas de aprendizaje, los objetivos cumplidos y metas a los que hemos llegado, la inmensa cantidad de contenidos que están aprendiendo, los beneficios de tocar un instrumento o de hacer música en grupo, poder cantar mientras tocas... Y tuve que contar en media hora lo que hacemos durante todo el curso.

Pero, bueno, os lo voy a resumir un poco:


Hablé de las novedades sobre el aprendizaje de los contenidos a través del ukelele incluidas en el proyecto para este curso. Una de ellas es la nueva narrativa, centrada en la legendaria historia de la Atlántida, que es introducida por uno de los personajes míticos de las películas de aventuras: Indiana Jones.


Durante este curso, el alumnado se adentra en el sistema de aprendizaje a través de retos repartidos en nueve niveles de aprendizaje con la novedad de poder seleccionar retos de diferente dificultad en cada nivel, según sus destrezas personales. Gracias al uso de un recurso educativo como son los vídeos-tutoriales que realizo para que los alumnos los vean en casa y practiquen (clase invertida), se consigue individualizar el proceso de enseñanza-aprendizaje y dar respuesta a las necesidades reales de cada alumno en las sesiones dentro del aula.

La Factoría Musical: aquí se hace música. Es un lugar maravilloso donde me gusta estar.


Hablé sobre las razones por las que comencé el proyecto:

El proyecto no era tal hasta que no empecé a unir la formación que recibí en ciertas metodologías, recursos y acciones formativas a mi práctica docente. Escuchaba constantemente eso de "tienes que salir de tu zona de confort" -que todavía me pregunto cuál será y que quien lo dijo no ha pisado un aula de Secundaria nunca. Zona de confort, dice...-. Total, que cuando llegué a trabajar al centro, el alumnado no estaba muy motivado con la asignatura en general y planteé incluir algunas novedades, según viera cómo iban recibiendo los cambios, como hacer más percusión corporal e instrumental, danzas tradicionales y del mundo, instrumentos Orff, instrumentos reciclados, incluir las TIC, podcast, robótica y programación y, por fin, un cambio de instrumento: el ukelele.


Pero este último cambio no iba a salir bien si no tenía un plan marcado. Tras encuestas varias, mucha investigación y formación, di con la fórmula que facilitaría el aprendizaje de algunos contenidos al alumnado con el que trabajaría el curso siguiente. Y decidí utilizar procesos y recursos derivados del juego aplicados al aprendizaje, estableciendo niveles de contenidos, objetivos claros y recompensas por el esfuerzo (nota mediante rúbricas y puntos de experiencia). Además, vi la posibilidad de facilitar el aprendizaje individualizado mediante la grabación de vídeo-tutoriales. Y funcionó. Pero, ojo, funcionó con el alumnado para el que está diseñado el proyecto, que necesitaban un impulso creativo a su aprendizaje, algo que, además, les motive a seguir aunque en principio sea con una motivación externa.


Y conté cómo los objetivos marcados durante el curso pasado se cumplieron por encima de las expectativas pues, entre otras cosas, se ha conseguido: generar mayor interés por la asignatura, aumentar la motivación utilizando recursos adecuados para ello, que el uso del ukelele amplíe el conocimiento de los contenidos curriculares, favorecer la integración en el grupo a través de la interpretación grupal, potenciar las habilidades sociales y las relaciones intra e interpersonales, propiciar la autonomía en el aprendizaje y la cohesión grupal compartiendo experiencias musicales.


Además, creo que es importante dar oportunidades al profesorado de salir del aula para mostrar cómo se trabaja dentro de ella. Aprovechar estas oportunidades está bien.


Pero (siempre tiene que haber algún pero) encontré poca presencia de las Humanidades entre la oferta de los stands de cada pasillo, llenos de editoriales, marcas de tecnología y mucha presencia de la robótica y la impresión en 3D.


Y, bueno, en definitiva, estuvo bien la experiencia.


Slitz bai!



  • c-linkedin
  • Wix Twitter page
  • c-youtube
  • Icono Social SoundCloud
  • Facebook App Icon

© 2019 Marta Serrano Gil

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now